top of page

Transportes que facilitan una movilidad sostenible

Según la Agencia Europea del Medio Ambiente, los vehículos como los coches, motos, furgonetas o camiones que circulan por las ciudades y carreteras, producen más del 70% de las emisiones de gases de efecto invernadero del total que generan los medios de transporte. Además de contaminar el aire y la atmosfera, este tipo de desplazamientos también tienen un notable efecto en la contaminación acústica y tienen un impacto negativo en el paisaje.


Reducir de forma significativa la contaminación que provocan los medios de transporte es una carrera en la que se encuentran inmersas y deben comprometerse tanto las administraciones públicas, empresas, fabricantes de vehículos, como los ciudadanos de a pié, ya que, a partir de pequeñas decisiones podemos contribuir a la sostenibilidad del planeta y a mejorar nuestra calidad de vida y la del entorno en el que nos movemos.


Apostar por la movilidad sostenible es fundamental y es muy importante incorporar a nuestra rutina nuevas formas de desplazarnos y encontrar alternativas al transporte con vehículos privados. Fomentarla tiene muchos beneficios, entre los que destacan que es más segura y económica, que evita atascos y accidentes y que reduce el nivel de estrés que a menudo provoca la circulación. Salvo algunas excepciones, ya no hay excusas para no apuntarnos al “carro” de la movilidad sostenible, ya que disponemos de muchas opciones para desplazarnos y poner nuestro granito de arena para la mejora del medio ambiente.



Trayectos andando

A veces por pereza o por falta de tiempo podemos tender a recurrir a desplazarnos de manera más cómoda. Pero con un poco de previsión y organización seguro que a lo largo del día encontramos ocasiones para realizar algunos de nuestros trayectos andando. De esta manera, además de cuidar del planeta, nos beneficiaremos de todas las ventajas que tiene caminar, un hábito muy saludable que recomiendan todos los expertos en salud, ya que es poco exigente y apto a cualquier edad, y nos permite realizar un poco de ejercicio diario sin tener que ir al gimnasio.


Desplazarse en bicicleta

La bicicleta es otra manera muy ecológica de desplazarse y el vehículo sostenible por excelencia. Su uso es cada vez más frecuente y al igual que andar, es ideal ya que también nos cuidamos haciendo ejercicio. Son fáciles de llevar y muy prácticas, ocupan poco espacio y se pueden aparcar casi en cualquier lugar o llevarlas con nosotros. Y si tenemos que realizar trayectos exigentes, las bicicletas eléctricas son una excelente alternativa para poder desplazarse de manera sostenible y evitar tener que hacer grandes esfuerzos.


Patinetes eléctricos

Son un medio de transporte bastante nuevo, muy de moda y ecológico. Es el vehículo privado más popular en las ciudades y es muy fácil manejarlo. Funciona a través de energía eléctrica, por lo que, al no producir gases no contaminan. Eso sí, su proliferación hace que su encaje en el tránsito rodado, sobre todo en las grandes ciudades, haya generado algunos problemas. Es importante circular por los espacios destinados a estos vehículos y no invadir las zonas de peatones y evitar el peligro que suponen las vías de tránsito destinadas a coches o autobuses.


Transporte público

Recurrir al transporte público es la opción más viable y ecológica para recorrer largas distancias en poco tiempo y evitar la utilización de los vehículos privados. A pesar de que no dejan de ser un sistema de transporte que no es 100% sostenible, estás flotas de vehículos se están renovando para que sean cada vez más ecológicas. La principal ventaja que tiene el transporte público respecto al impacto medioambiental es que desplazan a una gran cantidad de personas en un mismo viaje y así se evita la masiva utilización de vehículos privados.


Vehículos eléctricos

Los coches y las motos eléctricas o híbridas reducen la contaminación y, además, a medio y largo plazo resultan más rentables que los que utilizan sistemas de combustión, ya que se elimina o se reduce significativamente el gasto en combustible y se ahorra también en el mantenimiento. La oferta en el mercado de este tipo de vehículos es cada vez mayor y con un nivel de prestaciones que empiezan a equipararse con los vehículos de gasolina o gasoil. Por otra parte, sigue creciendo el número de puntos de recarga en la vía pública y en los párquines privados, otro aspecto muy importante para incentivar la utilización de este tipo de vehículos.


Compartir trayectos

Y en el caso que se tenga que utilizar un vehículo de motor siempre es conveniente intentar compartir trayectos y evitar el uso individual. Para hacerlo, podemos recurrir a las múltiples plataformas dedicadas a compartir coche, que facilitan encontrar personas para realizar conjuntamente desplazamientos y, de esta manera, reducir el impacto medioambiental del transporte.


En Valgreen creemos firmemente en la importancia de la movilidad sostenible y por eso la fomentamos en el diseño de nuestras viviendas. En este sentido, la promoción “Bosc del Maresme” cuenta con un espacio destinado a coworking para fomentar el teletrabajo y aprovecharse del ahorro de tiempo que supone trabajar desde casa y reducir el número de desplazamientos innecesarios. Y, además, la hemos dotado con una zona de carga para vehículos eléctricos y aparcamiento de bicicletas para facilitar al máximo que los habitantes del edifico puedan apuntarse a la movilidad sostenible.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page