top of page

Hábitos saludables para mejorar la calidad de vida

La calidad de vida es un indicador que tiene en cuenta muchas variables y que, para medirla, no existe una regla de tres que pueda ser aplicada por igual a todas las personas. Es evidente, que el punto esencial es un buen estado de salud y que también pasa por tener las necesidades básicas cubiertas.

Pero debemos tener en cuenta que, para tener una buena calidad de vida, hay muchos aspectos que dependen de nosotros y que podemos potenciar con nuestros comportamientos. Mantener unos hábitos saludables es, posiblemente, la premisa principal y si nos lo proponemos y los seguimos, nuestra calidad de vida se verá indiscutiblemente reforzada.

Toma nota de los hábitos saludables que te proponemos a continuación:


Alimentación saludable

Una buena alimentación es otro de los aspectos clave para nuestra calidad de vida, ya que contribuye a que nuestro organismo se mantenga fuerte y sano. Para ello, hay que seguir una dieta variada y equilibrada capaz de aportarnos todos aquellos nutrientes que necesitamos para que el cuerpo funcione correctamente. Es aconsejable recurrir a productos naturales de temporada y proximidad, que acostumbran a ser los más saludables y evitar, en la medida de lo posible, los alimentos procesados.



Practicar ejercicio

Las actividades físicas nos permiten estar en forma y sentirnos bien con nosotros mismos. Tenemos a nuestro alcance posibilidades para todos los gustos que se pueden realizar en casa, al aire libre, en el gimnasio o en espacios específicos para, por ejemplo, poder practicar cualquier deporte de equipo. De lo que se trata es de encontrar el tipo de ejercicio que más nos motive para que, de esta manera, podamos ser constantes y no abandonar a las primeras de cambio. Además, el hecho de hacer ejercicio provoca que liberemos endorfinas, unas sustancias químicas que estimulan las zonas del cerebro que nos generan sensaciones placenteras.


Calidad de las horas de sueño

Dormir bien nos ayuda a poder rendir mejor. Si no descansamos las horas necesarias y nuestra calidad de sueño no es la adecuada el organismo se resentirá. Los expertos recomiendan dormir entre 7-8 horas por la noche. Para conseguirlo y que nuestro descanso sea realmente reparador es importante tener en cuenta no acostarse inmediatamente después de cenar, que el dormitorio que utilizamos tenga la temperatura adecuada y que no esté expuesto al ruido o a una luz excesiva o que antes de irnos a la cama podamos abstraernos de todas aquellas cosas que nos preocupan.


Fomentar relaciones sociales saludables

El ser humano es por naturaleza un ser social y fomentar relaciones saludables con familiares, amigos o vecinos nos enriquece y nos aporta muchas cosas que nos ayudarán a sentirnos bien. Independientemente de que tengamos la sensación de que nuestra vida cotidiana nos deja poco tiempo para nosotros, es fundamental encontrar espacios para compartir con los demás.


Romper con la rutina

Actividades al aire libre, un viaje o una simple escapada de fin de semana, salir a cenar al cine o al teatro de vez en cuando, son planes que rompen con nuestra rutina y que nos ayudan a ser más felices. Tampoco podemos olvidarnos de aquellas cosas que nos motivan o de nuestras aficiones, y no debemos permitir que la vorágine diaria nos obligue a aparcarlas.


Marcarse objetivos

Marcarse objetivos, por pequeños que sean, y establecer la hoja de ruta para cumplirlos es otro hábito que vale la pena tener presente. Los retos, que en ocasiones nos pueden obligar a tener que salir de nuestra zona de confort, son un excelente estímulo para motivarnos y tienen un gran poder para crecer, y más cuando somos capaces de conseguirlos.


Hay muchos aspectos que tienen una incidencia directa en nuestra calidad de vida. La vivienda y el lugar donde vivimos es indiscutiblemente uno de ellos. La propuesta de Valgreen nace precisamente de la convicción de que la compra de una vivienda es uno de los mayores potenciadores de felicidad y de calidad de vida. Por ello, en nuestras comunidades perseguimos impactar positivamente en las personas a partir del diseño de espacios comunes para socializar, hacer pedagogía y proponer mejoras. Asimismo, fomentamos una alimentación saludable con los huertos ecológicos; promovemos el ahorro a partir de compartir alimentos y agua, la movilidad compartida, el reciclaje o la producción de energía propia; y facilitando el teletrabajo, con espacios de coworking que ayuden a compartir y a optimizar el tiempo que destinamos a la jornada laboral.



18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page