Casas de madera para contribuir a nuestra calidad de vida

La utilización de la madera como material para la construcción de viviendas está atravesando en los últimos años un crecimiento exponencial. Una tendencia que, además, según todas las previsiones, parece imparable y no se detendrá. Este auge puede atribuirse a diversos factores. En primer lugar, a una mayor conciencia medioambiental, tanto por parte de los constructores, como de los futuros propietarios, que apuestan cada vez más por los materiales naturales. Pero también, debido a las grandes ventajas que nos aporta la madera, que convierte a nuestro hogar en más ecológico, eficiente, saludable y mejor alineado con la naturaleza.




5 ventajas que nos aporta la madera en una vivienda:


1. Menor impacto medioambiental


El proceso de transformación de la madera para convertirla en material de construcción para viviendas requiere de menor energía, si lo comparamos con los materiales que podemos considerar como tradicionales. Esto provoca una significativa reducción de emisión de gases contaminantes como el CO², con lo que conseguimos reducir el impacto medioambiental de nuestra actividad. Además, si bien es cierto que la madera implica la tala de árboles, su consumo responsable conlleva un control y una posterior reforestación que ayuda al cuidado y regeneración de los bosques.


2. Capacidad de aislamiento


La madera es reconocida por su capacidad aislante que facilita que las viviendas puedan mantenerse siempre en la temperatura adecuada, preservándonos del calor en verano y del frío en invierno. Estas prestaciones, como resulta evidente, tienen una derivada directa en la eficiencia y ahorro energético.


3. Confort y proximidad con la naturaleza

Al tratarse de un material natural nos transmite una sensación de confort, tranquilidad y bienestar y nos permite una mejor simbiosis con el entorno natural, sobre todo en aquellas viviendas alejadas de las grandes concentraciones urbanas y que se encuentran ubicadas cerca de la naturaleza.


4. Menor coste y reducción de los tiempos de construcción

A pesar de que la madera puede resultar un material más costoso si lo comparamos, por ejemplo, con el hormigón, su implementación en una vivienda nos permite trabajar con piezas prefabricadas, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. Con ello, se reducen las horas de mano de obra, un aspecto que tiene una repercusión directa en el precio final de la construcción.

5. Durabilidad

Existe la falsa creencia de que la madera no es un material especialmente duradero en una vivienda, pero la realidad es totalmente distinta. Las casas de madera construidas a partir de materiales de calidad y con un mantenimiento adecuado, ofrecen garantías de durabilidad perfectamente comparables con aquellas que han sido diseñadas con otro tipo de materiales.


Tal y como te hemos explicado, apostar por la construcción con madera ya no es únicamente una cuestión de militancia y compromiso medioambiental. La madera además de ser un material natural nos aporta muchas ventajas que tienen una incidencia directa en nuestra calidad de vida. El proyecto Valgreen Ecovivienda se sustenta en el protagonismo de la madera, una apuesta que se ha visto materializada en nuestra primera promoción Bosc del Maresme, compuesta por 12 viviendas, construidas en un 80% con madera de proximidad.



55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo